FPS, un hito en la historia del juego, en una bonita retrospectiva

Ah, sí, un género que forma parte del peso de los juegos. FPS (First Person Shooter) existe desde hace unos 30 años. Lo que empezó a avanzar con pasos tímidos en Wolfenstein se cimentó con Doom. Luego vino Quake, el juego de disparos más ambicioso de la época, que trajo innovaciones a través del acelerador de gráficos y tecnologías mejoradas.

Avance descaradamente rápido a Half-Life y Call of Duty 2 y enfréntese cara a cara con algunos de los títulos más populares de esta década, como Battlefield 5 y Black Ops Cold War (que fue recibido calurosamente por nuestro equipo editorial).

La historia de los juegos FPS es rica, llena de clones de Doom aquí y allá, pero abunda sobre todo en superación de obstáculos, grandes victorias y proyectos únicos. Está bien, realmente no puedes cambiar la fórmula clásica de un shooter, pero puedes, en cambio, dedicar tu cuerpo y alma a crear una atmósfera especial. O al menos haz algo al respecto con hacks multijugador.

«He visto toda mi vida como jugador de FPS pasar por mis ojos»

4096 es un youtuber que nos muestra un video muy bonito. Presenta una gran parte de los «monstruos sagrados» de FPS a lo largo del tiempo, a través de una transición bastante fresca y «suave». Y es por eso que el video es tan especial. No porque ofrecería una mini-retrospectiva que puedes encontrar en otros canales y con mucho más detalle. Pero el contenido de 4096 evoca nostalgia y un sentido de aprecio.

Tenemos, pues, una cronología minimalista pero interesante, partiendo de Maze War (1973), rumbo a 3D Monster Maze (1981) y Wayout (1982), llegando a Wolfenstein (1992), que se convertiría en el padre de los FPS que conocemos y amor hoy, al rendimiento de los gráficos de hoy.

Cada vez que veo un video o un documental como ese, no puedo evitar pensar en los viejos tiempos cuando jugaba Doom en un monitor de tubo, que tenías que presionar para comenzar. He jugado muchos FPS en mi vida, algunos más «sin nombre», algunos más establecidos, y cada vez, el niño en ese momento era una sonrisa y una felicidad, como cuando hice el primer speedrun en Call of Duty 2, con mi padre.

Recomendaciones humildes

Si buscas material para alimentar tu nostalgia, también te recomiendo una serie de minidocumentales sobre Wolfenstein 3D, Doom y Quake, tres juegos que sin duda han sentado las bases de los FPS actuales. Se revisa el rendimiento gráfico, la superación de obstáculos en cuanto a las limitaciones de hardware de aquellos tiempos y la alquimia de los diseños de niveles.

4.8/5 - (343 votos)

Deja un comentario